19 may. 2010

Los ojos claros


Vivíamos en Atenas
y ese solo hecho nos hacía felices.
(Rex Warner, Pericles el ateniense)

Y cuando el que está impregnado de belleza 
encuentra el manantial de lo bello, 
oh Sócrates,
y lo hace visible porque tiene
 los ojos claros para eso
y lo sabe único en lo múltiple, 
a él se une y engendra
virtudes de escala y de vuelo
y por todo esto es feliz 
y su felicidad invisible.