16 may. 2010

Un libro para niños no es un objeto, sino una relación humana: María García Esperón

  Hace unas semanas un medio de comunicación español me hizo una entrevista para ilustrar un reportaje sobre intercambio cultural entre Asturias y México. No fue publicada por razones de espacio. Si en la Galaxia Gutenberg la entrevista no salió a la luz, lo hace ahora en la Galaxia Blog. (MGE)


A través de la literatura se le entrega el mundo al hombre. 
Y a través de la literatura infantil se le entrega al niño el cariño


¿Cómo es que encontraste los libros de Pintar-Pintar?
Supe de Pintar-Pintar gracias a la extraordinaria educadora y poeta asturiana María Rosa Serdio, con quien tengo una vibrante amistad. Ella acaba de publicar su libro “Colores y más colores”, con ilustraciones de Ester Sánchez, en esta casa editora. Después, al comenzar a buscar títulos para niños del poeta Aurelio González Ovies, que me fascina y a quien considero fundamental, tuve la inmensa sorpresa de ver que estaba editado por Pintar-Pintar. Encontré “Todo ama”… y mi vida dio un vuelco.

¿Qué fue lo que pensaste cuándo los viste por primera vez?

¡Y lo que sigo pensando! Los vi primero en Internet y pude darme cuenta cabal de la calidad de sus producciones, porque su estrategia de difusión en la red es de las mejores que he visto. Cuando los he tenido en las manos he constatado que son libros realizados desde la vocación, el compromiso y la entrega. Vocación por abrir ante los ojos de los niños el libro de las bellezas del mundo. Compromiso con la niñez y con la poesía. Y entrega absoluta a este proyecto de construcción humana que se llama Pintar-Pintar.

¿Por qué crees que la literatura infantil es importante o no para el desarrollo emocional-educacional de un niño?


A través de la literatura se le entrega el mundo al hombre. Y a través de la literatura infantil se le entrega al niño el cariño. Decir literatura infantil es decir amor, interés, esperanza, pues son los padres, familiares, maestros quienes otorgan al niño, junto con el libro que le ponen en las manos, el regalo de su presencia. Un libro para niños no es un objeto, sino una relación humana, es comprensión de presente y construcción de futuro, un recuerdo afectuoso que acompañará por siempre.

¿Cómo es que te interesaste por escribir literatura infantil?


Por dos razones: en 2004, al seguir de cerca las lecturas de mi hijo, de entonces 10 años, me sentí  motivada a escribir para niños y jóvenes. Con mi primera novela gané  el Premio Barco de Vapor México y esta fue la puerta de entrada a una vocación que había pospuesto veinte años. Y porque me sentí  llamada interiormente a aportar a la LIJ mi pasión, lectura y visión por el mundo clásico y el humanismo, una vuelta al origen. Traer a la literatura para niños y jóvenes los tesoros que he encontrado en ese mundo que es para mí , en la expresión de Gaston Bachelard, el de los “orígenes deseados”. 


¿Según tu experiencia, a los niños les gusta leer poesía?

No sólo les gusta, ¡se endiosan! Se transforman, sueñan, se sienten especiales en ese ambiente creado a propósito del poema, sea en la casa o en la escuela. Los sonidos los hechizan, las rimas los seducen. Se animan. Se llenan de ánimo y de alma. Se sienten queridos, se sienten reales, se sienten “ellos mismos”, habitantes seguros de un mundo verdadero.

La literatura es el espacio privilegiado
donde podemos soñar nuestros mejores sueños.


¿Cómo ves el desarrollo de la literatura infantil en México?
Va en ascenso, cada vez hay más narradores y poetas. Tanto quienes se deciden desde un principio por hacer LIJ, como los consagrados que han descubierto que disfrutan escribiendo para niños. Internet ha hecho posible que se borren nacionalidades y fronteras y que los creadores se acerquen y se enriquezcan mutuamente. Siento que en los próximos años veremos no un desarrollo de literaturas infantiles nacionales, sino un crecimiento  en nuestra bella morada común, que es la lengua y cultura que compartimos.

¿Qué podríamos hacer todos para apoyar a la literatura infantil?

Lo mismo que podríamos hacer para apoyar la felicidad. Leer-leer. Soñar-soñar. ¡Pintar-pintar!

Aurelio González Ovies: un poeta fundamental
¿Qué crees que es lo más bonito de estos lazos que se están formando gracias a la literatura infantil entre México y Asturias?
La espontaneidad. En ella está  la verdad. Tenemos tal afinidad, tanta historia común, tantos motivos para agradecernos mutuamente, tanta riqueza que compartirnos, tanto que contarnos… que simplemente ¡tiene que ser! El gran escritor mexicano Alfonso Reyes decía que el Espíritu siempre terminar por abrirse paso. Pues eso. Yo estoy muy contenta, porque gracias a Doris Torres, del Instituto Latinoamericano de Comunicación Educativa (ILCE) y a su Red Escolar, los niños y maestros mexicanos de escuelas públicas pueden acceder a la poesía que Aurelio González Ovies ha escrito para niños desde hace muchos años y que Alfonso Pascón ha reunido en una maravilla de blog que se llama Poemas desde el Faro , donde la tecnología está al servicio de la poesía, ¡como debe de ser! 

 ¿Qué te parece el desarrollo de las nuevas tecnologías para el fomento de la lectura? 

Marcelo Suárez De Luna: la renovación inteligente
Las nuevas tecnologías son eso, tecnologías. Pero a través de ellas puede ocurrir una revolución en la cultura parecida a la que se dio gracias a la invención de la imprenta. O mayor todavía, porque posibilitan la puesta en común de sensibilidades y conciencias que están muy lejanas en el espacio.  Muchas cosas están cambiando en el mundo de la lectura debido a Internet. Las reglas del juego tienen que recomponerse. Yo me he encontrado escritores que no han publicado un solo libro impreso y que tienen un talento increíble y a través de Internet muchos lectores. 
Pienso en el escritor argentino Marcelo Suárez De Luna, que desde su blog La Menor Idea teje una literatura deliciosa, inteligente, renovadora. Que en el mundo de los bloggers hay una pasión por leer, por discutir la cultura, riesgo por experimentar, por ensayar posturas distintas… que no existe entre los lectores de impresos, o no se nota.

¿Crees que la literatura traspasa fronteras y puede hacer que los seres humanos nos entendamos mejor?

Por supuesto. La literatura es unión y reunión, toma de conciencia y búsqueda de sentido.  Una de las formas de la felicidad y el espacio privilegiado en el que podemos soñar nuestros mejores sueños. Que buena falta hace.