20 may. 2009

Todavía Septiembre: poesía infantil argentina

Libro 2008-Zafiro A5
Libro 2008-Zafiro A5 Adriana Canseco Todavía Septiembre es un libro de poesía escrito por alumnos de 3° grado Zafiro (3°A) del Instituto de Educación Córdoba. Nivel Primario (Córdoba, Argentina). El trabajo fue realizado como homenaje al poeta entrerriano Juan L. Ortiz (1896-1978) al cumplirse 30 años de su muerte. El proceso de escritura fue llevado a cabo entre junio y septiembre de 2008 en la materia especial "Literatura infantil".


Todavía Septiembre es un libro de poesía escrito por alumnos de 3° grado Zafiro (3°A) del Instituto de Educación Córdoba. Nivel Primario (Córdoba, Argentina). El trabajo fue realizado como homenaje al poeta entrerriano Juan L. Ortiz (1896-1978) al cumplirse 30 años de su muerte. El proceso de escritura fue llevado a cabo entre junio y septiembre de 2008 en la materia especial "Literatura infantil".

Coordinado por Adriana Canseco, licenciada y profesora en Letras Modernas, es una puerta de asombros, debido a la hondura que alcanza la reflexión poética en niños de tercero de primaria.

El poema abre un mundo que no tiene fin, dice el filósofo argentino Oscar del Barco en el epígrafe.

De la lectura de los poemas de los chicos se percibe que hicieron suyo al poeta Juan L. Ortiz y que de manera natural aceptaron transitar por su espacio poético, ese mundo abierto y descubierto inagotable por gracia del poema que se lee, del poema que se escribe.

Como prueba viva de lo anterior, tres pinceladas:

La primavera se hace invierno. La siesta es la única calma del sauce.La lluvia hace que la luna se vea en el río, blanca, con su cara pálida. (Lucía Allende)

En la noche soy una estrella secreta. Después de mucho tiempo de estar en la noche, me di cuenta de que iluminaba el mundo.(Anastasio Collas)

Hay tantos grillos que no puedo oírte. Sos azul como el agua y el cielo. Ya sé lo que sos: tal vez un inagotable secreto. (Mateo Eschoyez)

El poemario está colmado de estas maravillas. Acostumbrada a ellas y con la sencillez que la caracteriza, Adriana Canseco escribe en el prólogo de Todavía Septiembre:

"Tómenlo ustedes como lo que realmente es: no un alarde ni un juego pretencioso, no un desafío ni el resultado de un prodigio, sino la ofrenda generosa de lo que, llegado el momento, se devuelve a la misma corriente mansa de donde vino".