7 may. 2009

La felicidad, la iluminación, la poesía


En días pasados he tenido gracias a Enriqueta y Tina Martinotti, una intensa experiencia de conocimiento y belleza al leer una de sus nuevas interpretaciones de las tablillas de Pilos, escritas en Linear B. 
Constante, me rodeaba la expresión de Borges de "la inminencia de la revelación". 
Un sentimiento de felicidad y de transformación de la experiencia temporal rondaba mi lectura. Sin comprender del todo ese texto magnífico, escribí a Enriqueta y Tina que nunca quedarme sin palabras para describir lo sentido me había hecho tan feliz. Ellas me enviaron un mensaje que me deslumbró con su sencillez, su sabiduría... Aquí lo pongo, en medio del tiempo dorado de Eleusis. 


En realidad, esa intensa felicidad e iluminación es la misma que sentían los iniciados en época clásica cuando les eran revelados los misterios. 


Debe ser por el hecho de que estamos tan habituados a vivir en esta época desacralizada, donde las cosas son símbolos banales, vacíos de significado. 


Cuando nos encontramos con una visión del mundo de esa época, las cosas solamente tienen sentido en lo sagrado: 


la creación que es la misma palabra “poesía”. 


Esa sacralidad nos reconcilia con nuestro recorrido humano a través de la historia. 


Y eso fortalece la fe y por sí mismo hace feliz.


Enriqueta y Tina Martinotti