11 dic. 2009

Carlos Marianidis: Un deseo para 2010



Sería fantástico que en el 2010 comenzáramos, más que una década,
un nuevo modo de pensar el mundo.

Un mundo en el que los gobernantes reconocieran sus errores,
los gobernados corrigieran los suyos
y todos obráramos de acuerdo al sentido común.

Un mundo en el que millones de brazos sin trabajo
se unieran a millones de hectáreas sin sembrar
y así llegara el alimento a millones de hogares.
Y que algo tan simple se mantuviera en el tiempo
para las próximas generaciones.

Un mundo en el que los primeros años de vida de un niño fueran sagrados
y el desarrollo de su cerebro y su corazón fueran la máxima aspiración.
Que en ningún parlamento del planeta se hablara de otra cosa
hasta tanto no tener resuelta esa cuestión fundamental,
pues allí estaría la clave para disolver el resto de nuestros problemas.

Sería fantástico que esto sucediera...
Hagamos, cada uno, la parte que nos corresponde.
Que el 2010 sea, de verdad, un buen año para todos.

Carlos Marianidis