3 jul. 2010

Era un viejo barco: poesía para niños


Era un viejo barco...


María García Esperón

 Era un viejo barco
 hijo de la mar
 con las velas rotas,
 cansado el remar.

 A su vieja orilla
 quiso regresar
 y le dijo al viento
 si podía soplar.

 -Con tus velas rotas,
 cansado el remar,
 a tu vieja orilla
 no podrás llegar.

 El barco cojeando
 se acercó a la mar
 y en sus olas blancas
 se puso a llorar.

 La mar, que es su madre,
 le cantó un cantar,
 le cosió las velas
 le ayudó a remar.

 Y a su vieja orilla
 el barco llegó
 y con este verso
 el cuento acabó.

Poesía para niños