25 sept. 2009

Verano griego



Altaïr Ediciones se ha comprometido a realizar proyectos editoriales relacionados con los viajes y las culturas del mundo. En este espíritu han publicado una joya: Verano griego. 4000 años de vida cotidiana (L’étè Grec), de Jacques Lacarrière.

Este lanzamiento editorial destila sol, santo vino, dioses y días de Grecia. Jacques Lacarrière murió en 2005, pero vuelve en un libro que es una resurrección de su presencia, una reconstrucción de un viaje hecho de muchos viajes para conocer el cielo de Grecia desde su raíz, la lengua de Grecia desde los silencios y ademanes de los pescadores de las islas resplandecientes, de los anacoretas del Monte Atos, de los parsimoniosos cultivadores de olivos.

Grecia se abrió bajo la planta de Lacarrière, se le entregó como a Lord Byron y a Chateaubriand. Su aproximación no es la del erudito, sino la del amante. Así, como Chateaubriand, como Byron, hace a Grecia el infinito regalo de ella misma a través de su viaje enamorado.


Nota biográfica del autor en el sitio de Altaïr

JACQUES LACARRIÈRE (Limoges, 1925 - París, 2005) cursó estudios de derecho, filología clásica, e hindi, y ejerció como periodista. En un viaje con el grupo de teatro antiguo de la Sorbona, en 1947, visitó Grecia por vez primera. Su pasión por recorrer esa tierra solo se vio frenada por el Golpe de Estado de los Coroneles, en 1967. Fruto de esta estrecha relación con el país son numerosas traducciones de autores griegos clásicos y contemporáneos, así como sus libro Mont Athos, montagne sainte paraît, Diccionario del amante de Grecia y Promenades dans la Grèce antique, entre otros. En el campo de la literatura viajera, publicó Chemin faisant: Mille kilomètres à pied à travers la France. Publicado en 1976, Verano griego tuvo un gran éxito de público y crítica. En 1991 Jacques Lacarrière recibió el Gran Premio de la Academia Francesa por el conjunto de su obra. Sus cenizas se esparcieron en la isla griega de Espetsas.