2 sept. 2009

Andrés Acosta gana el Premio Juan García Ponce de novela corta




No se habían recogido los manteles largos por la obtención del Premio Gran Angular 2009, por su novela O:L:F:A:T:O, Cómo me hice vampiro, cuando de nuevo Andrés Acosta nos sorprende con otro.

Las felicitaciones más calurosas para un escritor mexicano comprometido no solamente con la literatura, sino con la juventud de nuestro país.




Información de Notimex
El Instituto de Cultura de Yucatán (ICY) dio a conocer a los ganadores de la Bienal Nacional de Literatura 2008-2009, en la que destacan cuatro creadores del Distrito Federal, dos del Estado de México, y sendos de los estados de Sonora, Nuevo León y Campeche.

El director del ICY, Renán Guillermo González, destacó que en las seis modalidades generales de la bienal participaron 169 propuestas de todo el país, con una bolsa acumulada en premios por 270 mil pesos.

Respecto al Premio Nacional de Poesía "Clemente López Trujillo" resultó ganadora por unanimidad la obra "Sauces", del sonorense Iván Figueroa Acuña, la cual destaca "por su lenguaje verbal que desencadena la emoción reflexiva, entretejiendo el equilibrio conceptual y formal".

Con relación al Premio Nacional de Poesía Experimental "Raúl Renán", el premio fue para "Nada que ocultar", del regiomontano Armando Alanís Pulido, texto "siempre inacabado y nuevo en cada lectura.

Un artefacto que, por medio de pastiche, la cita y la alusión, apuesta por la ausencia y amplifica las posibilidades poéticas".

El premio de Novela "Justo Sierra" es para Jorge Ortiz Abblitt, del Estado de México, por "Las Insurrecciones".

El autor destaca "por su habilidad para contar una historia construyendo una trama compleja y por utilizar las convenciones de un subgénero popular para crear personajes convincentes, lejanos a estereotipos".

En cuanto al Nacional de Novela Corta "Juan García Ponce", el premio fue para Andrés Acosta, del Distrito Federal, por "Cómo me hice poeta", obra en la que la ironía y el sentido del humor son base para criticar parte de la vida literaria mexicana.

El premio nacional de Cuento "Ermilo Abreu Gómez" fue para Ernesto Murgía, del Distrito Federal, por "Los ojos de los jaguares disparan medianoche"; y el de Cuento Corto "Agustín Monsreal" fue para Marco Aurelio Chávez Maya, del Estado de México.

El Nacional de Teatro "Wilberto Cantón" fue para Alejandro Romás Baena, del Distrito Federal, por "La expulsión del paraíso" y el de Ensayo "Carlos Echánove Trujillo" lo ganó José Luis Boone, también del Distrito Federal por "Lados B. Ensayos Laterales", además de asignarse tres menciones honoríficas.

En el caso del premio estatal de Literatura "Antonio Mediz Bolio", fue declarado desierto, ya que la única propuesta carece de trayectoria profesional consolidada y por su deficiente calidad literaria.