10 abr. 2010

Pintar-Pintar: la mirada de la infancia

Ángela y Ester Sánchez, fundadoras de Pintar-Pintar

Si existe el amor a primera vista fue el mío por los libros de esta editorial asturiana fundada en 2005 por Ester y Ángela Sánchez y Carlos María Pérez Vázquez. Ahora tengo cinco en las manos gracias a la generosidad de las editoras que me los han enviado con esta nota:


María:
Estos libros han ido nadando desde Asturias a México.
¡A ver si no llegan muy mojados!
Saludos de aquí para allá.
Ester y Ángela


... pero ya amaba estos libros sin tenerlos desde que los vi en la Red. Los amaba y los amo porque son portadores de un purísimo valor de infancia. Porque combinando sueños y realidades Ester y Ángela han logrado transportar a través de los años el arquetipo de su mirada infantil y lo han introducido en esas páginas, se lo han confiado al papel y han invitado a voces variadas y ricas para convertirlas no solamente en color, sino en los colores que perciben las pupilas infantiles.

Varios milagros ocurren aquí. ¿Puede comunicarse una mirada? Y más específicamente, ¿es comunicable la mirada de la infancia? A pura entrega y a pura nostalgia creativa y fiel a los sueños amados, Pintar-Pintar lo logra.  Hojear sus libros es reencontrarnos con los mundos de susurros y colores de la infancia, con los sueños que entreveíamos, con los seres que imaginábamos, alados y sinceros, amorosos y valientes, tan reales de tan irreales, que nos infundían la gana irrefrenable de mirarlos, crearlos o recrearlos, de buscar colores e ir a pintarlos, de pintar, pintar... 

Como sea, han dado en el clavo.
En el clavo del niño en el hombre, en ese núcleo interior de los siete colores que se llama gloria de vivir y donde se encuentran las imágenes felices.
Las  que veíamos con esa mirada.
Esa
La que no hemos perdido.