28 abr. 2010

Pasífae de Vilanova




A Selene-Hada Moreno Ortega, por su Pasífae


Salida de las manos del escultor catalán Òscar Estruga, es ya el símbolo de Vilanova i la Geltrú, brilla sobre todo como en los viejos tiempos de los mitos y por la media luna de su tensión anhelante pasa la luz

Toda luna, Pasifae de Vilanova, toda luz y toda sombra. 
Y toda cobre, como Cypris y como la alquimia de la planta de las catedrales góticas.
Atemporal y salada, mediterránea y mítica. 

Jeroglífica Pasífae. 
Impaciente en el ingenio bovino cincelado por su Dédalo, tan eterno, tan transido de tiempo como ella, tan presente en nuestras cosas, en nuestro pan, en nuestro vino, en nuestro olvido y en el sol que nos alumbra para abrirnos los ojos a los misterios de la sombra.