1 feb. 2010

La poesía como agua salvadora: Ma. Rosa Serdio, estudio de Anabel Sáiz Ripoll



Como ya es tradición, la mirada de Anabel Sáiz Ripoll nos regala cada día primero de mes un universo de poeta. Hoy, 1 de febrero 2010, en la tribuna electrónica Arena y Cal, es la poeta y educadora Ma. Rosa Serdio quien tiene la palabra.

La riqueza del mundo literario y vital de Ma. Rosa se irradia a través de las páginas que Anabel le ha dedicado. La experiencia en el salón de clases, el transitar por lecturas variadas y exquisitas, expresiones tan sugerentes y poéticas como la de afirmar pertenecer "a la generación de lectores que leyeron sin libros", o referirse a sus vibrantes creaciones de poesía infantil como obras "para consumo interno" (esto es, su aula en Pola de Laviana), pintan de cuerpo entero a una mujer excepcional, poeta de la vida y maestra en las palabras. (MGE)

Ma. Rosa Serdio González: La escritura para uso interno

Por Anabel Sáiz Ripoll

Datos biográficos
El buen humor de una mujer seria

Mª Rosa Serdio González (Ayuntamiento de Langreo, Asturias, 1953) es una mujer que ha hecho de su vocación poética parte de su oficio, como veremos. Gracias a Mª Rosa Serdio y a su trabajo en el colegio “Elena Sánchez Tamargo” se ha n creado cientos de lectores. No en balde ha obtenido el Premio “Leer es vivir”, concedido por Everest, en el apartado Animación a la Lectura. Como la define la también escritora María García Esperón, en la presentación del colectivo “Voz y Mirada”, al que pertenece, Mª Rosa Serdio es “poeta, educadora y promotora cultural”.

Así, en esta sección nos acercamos hoy a los poemas de Mª Rosa Serdio, una poeta que siempre creyó que su poesía nacía de las circunstancias y que nunca pensó que merecía importancia, cuando es justamente lo contrario.

Sus versos fluyen naturales y rítmicos, se nos enlazan al corazón del niño que fuimos –y que podemos seguir siendo- y nos hablan con palabras claras y rotundas de los colores de la vida. Mª Rosa Serdio es una docente convencida de que su trabajo es importante, que se toma muy en serio estar en clase delante de un grupo de niños y niñas, de jóvenes que esperan que les dé lo mejor de sí misma que es lo que hace, curso a curso. Es una mujer generosa, volcada en su familia, en su oficio, en sus amigos. Una mujer que siempre quiere permanecer en segunda línea, dejando a los demás el protagonismo, cuando ella misma, ahora mismo lo comprobaremos, tiene mucho que contarnos puesto que es un ejemplo de tesón de voluntad, de disciplina, pero también un oasis de esperanza, de ternura y de comprensión. Ella misma trata de definirse de esta manera: “Creo que, gracias a mis padres y a su ejemplo, soy trabajadora. Tengo la suerte de hacer lo que me gusta, por tanto soy muy afortunada. Soy comunicativa pero reflexiva, bastante optimista y creativa, insistente y realista. Según los niños exigente y divertida. Soy seria pero con buen humor. Y, como tengo bastante buena salud, puedo permitirme el lujo de trabajar bastante, cosa que me trae no pocos problemas de ajustes de horarios y tener muy poco tiempo para leer para mí. ¡Y esto es una PROTESTA!”


Estudio completo en Arena y Cal.