31 ene. 2010

στα θέατρα, στους κήπους, στα γυμνάσια

El banquete de Heliogábalo. Sir Lawrence Alma Tadema

En los teatros, en los jardines, en los gimnasios...

En La Grecia Clásica y su legado, fue publicado un poema de Kavafis sobre Nerón.

Este césar decadente amaba a Grecia a su manera y consultó al Oráculo de Delfos por si tenía algo que temer.
-Teme a los setenta y tres años.

Nerón es joven. Nerón tiene treinta años. Goza del poder absoluto. Es un esteta. Ama la vida y carece de escrúpulos para allanarse el camino hacia sus goces: los teatros, los jardines, los gimnasios, los cuerpos desnudos y las rosas de la Acaya ciñendo sus sienes.

El decadente césar que asesinó a su madre regresa a Roma. Sus treinta años nada temen.
Mientras, en Hispania, Galba ha decidido derrocar al tirano. Ejercita a sus tropas y espera el momento propicio. Entrena como un legionario y endurece su piel para la guerra.
Tiene setenta y tres años.

El poema, en griego.
Fuente: La Grecia Clásica y su legado:

Η Διορία του Nέρωνος

Δεν ανησύχησεν ο Νέρων όταν άκουσε
του Δελφικού Μαντείου τον χρησμό.
«Τα εβδομήντα τρία χρόνια να φοβάται.»
Είχε καιρόν ακόμη να χαρεί.
Τριάντα χρονώ είναι. Πολύ αρκετή
είν’ η διορία που ο θεός τον δίδει
για να φροντίσει για τους μέλλοντας κινδύνους.

Τώρα στην Pώμη θα επιστρέψει κουρασμένος λίγο,
αλλά εξαίσια κουρασμένος από το ταξείδι αυτό,
που ήταν όλο μέρες απολαύσεως —
στα θέατρα, στους κήπους, στα γυμνάσια ...
Των πόλεων της Aχαΐας εσπέρες ...
A των γυμνών σωμάτων η ηδονή προ πάντων ...

Aυτά ο Νέρων. Και στην Ισπανία ο Γάλβας
κρυφά το στράτευμά του συναθροίζει και το ασκεί,
ο γέροντας ο εβδομήντα τριώ χρονώ.

(Από τα Ποιήματα 1897-1933, Ίκαρος 1984)
El Plazo de Nerón
K.P. Kavafis


Sin inquietarse, Nerón escuchó
el vaticinio del oráculo de Delfos:
"Has de temer a los setenta y tres años"
Mucho tiempo aún para gozar:
Tiene treinta años y el plazo
que la deidad le ha concedido es largo,
como para preocuparse por futuros peligros.

Ahora, un poco fatigado, regresa a Roma
felizmente cansado vuelve de este viaje
que ha traído un placer en cada día:
en los teatros, los jardines, los gimnasios,
en las noches incomparables de la Acaya
ay de los cuerpos desnudos, ay del placer
sobre todas las cosas...

Ese es Nerón. Y en Hispania
arenga y ejercita a sus tropas un anciano:
Galba, cumplidos los setenta y tres años.

(Versión: MGE)