7 feb. 2010

Recuerdo a mi tío Emiliano, de Anabel Sáiz Ripoll



I

Tu voz y tu palabra

me trajeron enteros a Cañete.

Tú me presentaste el pueblo,

tú lo engalanaste en tus sueños

y tú me lo regalaste como un tesoro.

Conmigo va desde entonces.

Contigo siempre.


V.

Cañete llora de pena,

porque te has ido;

la Fuente del Chorro está más sola;

el Santo pregunta por ti,

la puerta de la Virgen

se levanta de puntillas

para buscarte

todos quieren verte de nuevo,

paseando por sus calles,

sentado a tu puerta,

te echan de menos,

aunque alguien les ha dicho

que tú ya siempre estarás con ellos.

(C) Anabel Sàiz Ripoll
(España)
Voz.
María García Esperón
(México)