3 oct. 2009

Miguel Angel: La conciencia incendiada



Vivo sobre el mayor incendio y llama
Cuanto más aviva el fuego leña o viento.
Auxilio me concede quien me mata,
y cuanto más me ayuda más me daña.

No yerro, no, mi propia muerte vivo,
con destino infeliz mi vida se contenta.
Quien no conoce la muerte y la agonía
que venga a comprobarla en este fuego.

Nada tengo y el fuego me persigue;
cuando otros son felices, yo me muero;
fuego y brasa es mi único alimento
y vivo con lo que a otros mataría.

(Miguel Angel)