28 oct. 2009

Aires de Don Aire... con salero



Señor Don Aire que vas
señor Don Aires que vienes
que caminas por la calle
y un paraguas te sostiene.
Tu cuerpo de junio claro
se dobla al compás del viento
y el bolsillo de tu saco
Las olas del mar te dicen
-¿Qué hay bueno, señor Don Aire?
Y tú, con tu mano llana,
le entregas tus alamares.

(...)

En los hornos de la tarde
ya están cocinando estrellas
de ajonjolí, de canela,
de anís y de yerbabuena.

(...)

Y en la fuente de la plaza
se bañan las azucenas.

(...)

De torres blancas y nardos
se acuerda el señor Don Aire
cuando atraviesa esa plaza
viniendo de aquella calle.

(...)

El sol, que no come helados
devora el color del piedra.
La sombra de tu sombrero
se asombra de primavera.

(...)

La banca verde del parque
con ganas de ver el kiosco,
se pone de pie, Don Aire,
y se cala sus anteojos.

(...)

Rodeada de enredaderas
estaba la celosía.
Por ella pasaban sueños,
y pregones... y Lucía.

(...)

Pusiste tu pie, Don Aire,
en el tren de los turistas.
Te amarraste tu pañuelo
y anunciaste la salida.

Un enjambre de buñuelos
se prendió de tu sonrisa.

La rueda de la fortuna
se marchaba de puntillas.

Los mares de Don Aire
salen todos de una fuente.
A la fuente fui por ellos
y la fuente no encontré.
Solamente una de miel
fuente de oro junto a un rey.

Salió Don Aire del verso
y te puso su sombrero,
cinta grana en tu paraguas

Salió Don Aire y airoso
agitó su pluma al viento,
le dio puntos a las íes
y firmó sus hasta luegos.

Para volver a encontrarte.
Para volver a encontrarse.
Para sentarse en la banca
a ver oler los azahares.

(...)

Las olas del mar te dicen
-¿Qué hay bueno, señor Don Aire?
y tú, con tu mano llana,
le entregas tus alamares.

(C) María García Esperón
De Aires de Don Aire
Poesía para niños
México, 2009

Música: Piropo cubano (guajiras), de Andrés Batista
Interpreta: Manuel Cubedo
Disco: Romance anónimo. Concierto de Guitarra Española
Divucsa, 1989