2 jun. 2009

El viejo dios del fuego

Fotografía de Martirene Alcántara desplegada en la barda del Museo Nacional de Antropología con motivo de la exposición "Teotihuacan: ciudad de los dioses". Esta escultura del viejo dios del fuego es de factura azteca, inspirada en Teotihuacan.

Huehuetéotl es el corazón de Teotihuacan.

También es el corazón de Mesoamérica.

El centro, el hogar, el calor.

El punto de partida y de llegada.

La entraña del volcán.

La sabiduría de los cuatro rumbos y el centro que los reúne.

Encorvado, carga su brasero.

Brasero y brasa él mismo.

Sonríe porque sabe que todo se consume en su crepitar luminoso.