17 jun. 2009

Carta del poeta Pedro Villar para los niños del preescolar Lauro Aguirre




Quien me entrega los cuentos en el cole o antes de irme a la cama, quien me canta, quien me arrulla, quien recita versos conmigo es quien me quiere. (Pedro Villar)


Hoy, bajo la almohada de cada niñito que acaba de iniciarse en las letras, por arte de magia depositaremos esta carta que les envía un poeta. Mañana, antes de irse a la escuela, la descubrirán y la mostrarán a sus padres y maestras para leerla y atesorar su mensaje de poesía, de sueño, de palabra... (MGE)



Querida maestra, queridos niños y queridos papás del colegio de Preescolar Lauro Aguirre de San Juan del Río:

A través de María García Esperón, embajadora de la poesía y de la amistad entre dos países hermanos, México y España, recibo una inmensa alegría, el saber que de su mano y de vuestra maestra, Juana Cruz, habéis conocido a Noé en “Los animales de la lluvia”. El Noé y los animales que imaginó Miguel Ángel Díez en sus ilustraciones, el Noé que escribí desde el humor y la imaginación, y el Noé risueño y juguetón que cantó Yoni Cantacuentos. Ahora hay un Noé nuevo, o mejor muchos, muchísimos: el que juega y baila entre vuestras preciosas máscaras, el que cantáis todos unidos en una sola voz, y el Noé y sus animales con los que cada uno sueña cada noche. Porque la poesía, las palabras, nos enseñan la capacidad de imaginar a través del juego y de los sentimientos. La palabra es el don más hermoso que podemos entregar y recibir. Quien me entrega los cuentos en el cole o antes de irme a la cama, quien me canta, quien me arrulla, quien recita versos conmigo es quien me quiere.

Os deseo de todo corazón que la poesía, las canciones, os acompañen siempre como el mayor de vuestros tesoros. A todos y cada uno de vosotros os entrego lo mejor de mí, mis palabras, mi cariño y mi amistad para siempre.

Os lleva en el corazón
Pedro Villar,
desde España.