7 nov. 2008

Tiempo y poesía: el encanto, el éxtasis



En un tiempo, en un lugar, el hombre fue algo diferente.
Algo que no puede recordar, pero que por recordarlo se muere.
Algo diferente que subyace en el tejido espeso y tenue del tiempo.
Algo que puede encontrar solamente la poesía.
Cuando lo encuentra, cuando lo siente, lo palpa, levanta la máscara aún vibrante y sensible, dolorosa de sus rasgos bellos, recuerda y recorre con las yemas de las palabras ese algo diferente que no se puede recordar... pero que concede la vida suprema (y efímera) del encanto y el éxtasis.

Imagen: John William Waterhouse. Estudio para Hylas y las ninfas.