27 nov. 2008

Las Cajas de China, de María García Esperón, en Colombia




Jerónimo Tajín es un niño mexicano de nueve años, muy preocupado por tener el último videojuego.

Hubiera seguido con su preocupación, de no ser porque su tío Gustavo Tajín, que es un aventurero, le ha enviado desde las Islas Filipinas un regalo misterioso, grandioso y estorboso:

LAS CAJAS DE CHINA

Son siete cajas, una dentro de otra, envueltas -como buenos regalos- en papel de China de diferentes colores.
El tío Gustavo ha dado instrucciones muy precisas: Jerónimo debe abrir una caja cada día de la semana, sin adelantarse ni atrasarse a riesgo de que le caiga la... maldición china.

En cada caja, ha dicho el tío Gustavo, hay un "algo" y una "cosa".
El "algo" resulta ser un regalo exótico, incomprensible, mágico, tal vez peligroso. La "cosa" resulta ser un libro que le dirá a Jerónimo qué hacer con cada regalo.

A través de las cajas de China, el tío Gustavo transmite a Jerónimo cuentos de las culturas egipcia, india y china. Claro que los cuentos están "encajados", o sea, metidos uno dentro del otro. Jerónimo tiene que ingeniárselas para ir sacando cuentos de las cajas y cuentos de los cuentos...

Con ilustraciones evocadoras de Lorde y Lorelei y diseño de cubierta de Vivian Llamas, Las Cajas de China acaba de ser publicado en Colombia por la Editorial Libros y Libros, Hillman Publicaciones S.A., para diez años en adelante, dentro del rubro "identidad y cultura".

Los editores Guillermo López Acevedo y Rosa Adriana Buriticá hicieron posible este sueño.
Ya nos estaremos -en Colombia y en México- mirando en él.