1 nov. 2008

Los nerios misteriosos, adoradores del Sol en Finisterre


Hacia el año 600 a.C., procedentes de Europa central llegaron a Galicia los nerios, pueblo misterioso del que poco se sabe. Serían una rama de los ártabros, de quienes cuenta Estrabón:

"Los que viven más alejados son los ártabros, en las proximidades del cabo que llaman Nerio, que separa los flancos occidental y norte".

El cabo Nerio ha sido localizado en Finisterre aunque su ubicación certera es elusiva.

El prefijo NER estaría relacionado con el agua, -raíz indoeuropea NAR/NER, preente en nombres de ríos y en el nombre de la divinidad más antigua, el anciano mar, Nereo.

Los nerios habrían sido adoradores del sol, cuyo ritual celebrarían en el promontorio Nerio.

En los arenales de Duyo, cerca de Noya, estuvo su primitiva capital, poblado tal vez de palafitos, que los romanos llamaron Dugium.

Buscando un gentilicio para los habitantes de Nebra, cercana a Noya y a Finisterre, he encontrado a los nerios -casi nebrios-, procedentes de centro Europa -imposible no pensar en la Nebra alemana- caminadores infatigables, edificadores en palafitos, guerreros sedientos de astros adoradores del Sol en Finisterre, de cara al anciano mar...