4 nov. 2008

Las colinas de la bruja en Irlanda


Cairn megalítico en Loughcrew


Petroglifos


La rosa de ocho pétalos, imagen en el disco de Festos


Las piedras cayeron del delantal de la diosa

Siempre jalonada por el misterio de Nebra, seguí la mención que de Loughcrew en Irlanda hiciera Arturo Ortega Blake la tarde en que nos reunimos a conversar sobre el disco, sobre los discos. Sitio fascinante, cuyo nombre sería Sliabh na Cailli’, que significa "las colinas de la bruja".

Esa bruja no es otra que la diosa, la omnipresente tierra, la blanca luna, Hécate infernal. El sitio se extiende en cadena sobre cuatro picos a lo largo de 4 km. La cumbre de cada colina está rematada por "cairns" -acumulaciones de piedras- que constan de cámaras.

La leyenda narra que la bruja -la diosa- lanzó las grandes piedras desde su delantal mientras brincaba o volaba sobre las colinas. Hay quienes consideran estos cairns como tumbas, otros prefieren verlos como lugares de renacimiento espiritual.

La antigüedad del sitio -6 mil años- favorece la incertidumbre. Los signos, sin embargo, están ahí, elocuentes y sencillos. Referencias solares, fenómenos de luz durante los equinoccios, puntos de contacto con otros símbolos, otras lenguas, otros dioses.