27 jun. 2010

Elotito, de Berenice La Sirena: una niña real

Eloísa Ramírez Ayala, la niña que inspiró un personaje

Hace 6 años, conocí en la ciudad de San Miguel de Allende, Guanajuato, a una niña de 9  con un encanto especial. Ella se llama Eloísa Ramírez Ayala y cuando era pequeña todos la llamaban Elotito.
En México, un elote es una marzorca de maíz y a mí me pareció adorable el diminutivo y muy original. Entonces me hice el propósito de algún día incluir a Elotito en uno de mis libros.


Las ilustraciones de Camilo Sarmiento Prieto le gustaron mucho a Eloísa.

Así, nació el personaje de Elotito en Berenice la Sirena, una niña de ojos grandes y avispado carácter que sería la amiga mexicana de Conchita, una asombrada marquesita española desembarcada en Veracruz con sus padres virreyes en pleno siglo XVII.

Eloísa y su madre, Patricia. En el libro, Elotito, bastante preocupada por la cercanía de un cocodrilo.

Hoy en San Miguel de Allende volví a ver a esta niña tan querida y a su madre, Patricia,  en la ciudad de San Miguel. Ella ignoraba que su nombre, sus ojos y su recuerdo estaban guardados en este libro que a través de Hillman Publicaciones ha sido publicado en Colombia y asombrosa y rápidamente distribuido en muchos colegios de ese país tan entrañable para mí.

 Y como aún quedan románticos y yo soy uno de ellos, es una emoción muy grande... todo. Poder guardar en un libro algo de la esencia inefable de la infancia, tener la oportunidad de regresar y coincidir de nuevo y abrazar en una niña de catorce años a la pequeña de ocho que fue, pasar las páginas de un libro y decir ¿te acuerdas? y pensar que esos pedacitos de una niñez en San Miguel de Allende son leídos en estos días en Bogotá, y en Cali y en Medellín... es una felicidad grande, quizás también inefable, como lo que se siente al ver  florecer una rosa, al escuchar el canto de un ave y al confiar en que esa nube lleve en su viaje un pensamiento a los seres amados.