29 abr. 2009

El Liceo de Aristóteles brota a la luz de Atenas





El lugar que Aristóteles fundó cuando regresó de instruir al joven Alejandro, que fuera hallado en 1996, a unos pocos kilómetros de la Acrópolis será un parque cultural en 2010.

El ministro de Cultura, Antonis Samaras, anunció en rueda de prensa la construcción de un techo de protección de la palestra, los baños y dormitorios del Liceo donde Aristóteles educó no solamente a las élites griegas, sino que enseñó el camino de la investigación científica a la cultura occidental.

En su tiempo, competidor de la Academia platónica, el Liceo aristotélico vio nacer el primer museo y el primer zoológico, la primera biblioteca, integrados por los objetos, plantas, minerales, animales y textos que enviaba la expedición al Asia del gran Alejandro.

No puedo esperar al 2010 para caminar suscitando de memoria el perípatos, por esos terrenos consagrados a Apolo Licio, evocar a Aristóteles, el hijo del médico Nicómaco y de Efestíada, brillante como el sol, que fuera llamado en la Edad Media el "maestro de los que saben", de los que buscan causas y siguen los caminos de la razón.

Evocar la voz de Aristóteles, el silencio atento de los alumnos que caminan a su vera, leer un pasaje de la Ética y volver a coincidir, esta vez in situ, con quien siempre ha sido mi maestro: la verdadera felicidad es la sabiduría.