24 mar. 2009

Metecos



Habían cambiado de residencia y la polis no cesaba de recordarlo.

Metecos se llamaban los extranjeros, los que iban más allá -metá- de sus casas -oikos-.

Metecos fueron Anaxágoras de Clazomene y Aspasia de Mileto, mente y corazón de la Atenas de Pericles.


Tal vez la única manera de ser pleno en este mundo lleno de infinitos hogares posibles sea la de meteco.

Así, la nostalgia puede escanciarse en distintas copas y siempre hay alguien con quien cantar el dolor por el regreso.



Moustaki y Dalaras, mismo nombre, mismo sentir, más allá del lenguaje, del espacio y del tiempo.

Metecos...