4 mar. 2010

Selene por Selene


Selene-Hada Moreno Ortega

"Me dirigí a ti para conocer dónde comprar tu libro y
en lugar de una tienda encontré a una persona que si
hubiera encontrado cara a cara, habría invitado a mi casa".


Encontrar el libro que nos mueve, que nos marca o que nos cambia es una de las experiencias más profundas que puedan tenerse.

Y para alguien que escribe, encontrar o ser encontrado por una persona que ha buscado, preguntado y leído nuestro libro, y que no ha sido defraudada en su expectativa es un sabor inigualable, de los que deseamos duren para siempre.

Transcribo la carta de Selene-Hada Moreno Ortega, que al querer saber el significado e historia de su nombre buscó y encontró Querida Alejandría, a pesar de que el libro no ha sido destinado a mi amada España por su casa editorial
. (MGE)

Querida María:

Me he leído Querida Alejandría de una sentada, me ha absorbido.

La foto que adjunto es del momento de la única pausa:



Leerlo ha sido amable y ágil, como se hace cuando se relee un diario.
Gracias a tu libro/sus cartas he disfrutado, he sufrido, he llorado, he sentido orgullo y me he estremecido con cada coincidéncia, todo eso en 3 horas o en lo que es lo mismo, 2 barritas y media de incienso Mapa de Mina.

Tengo amontonadas mil sensaciones, que lo único que me piden es meditar un rato; es muy tarde y mañana he de acudir a la oficina, pero respiro con una profundidad que me aleja de esas obligaciones y sólo me permite pensar, el mantra del Faraón hasta dormir será lo más apropiado, pero necesitaba decirte que:

Sin lugar a dudas, eres la mejor evolución de las que he sufrido desde lo del reiki.

El libro es lo que ha de ser, es natural y elegante, es bonito, pero duro, es realista sin olvidar la fantasía, me ha encantado.

Con cada palabra he podido abrazarla, y la sugestión ha sido tan fuerte que mis brazos se han alargado tanto que me abrazaba a mí misma.

Tal vez sea culpa de la infusión poderosa que me hecho para leer...
jejeje

(por si te preguntas era una mezcla de jazmín+té+salvia+leche, estaba exquisito, si tengo la oportunidad te prepararé uno que son muy populares mis brebajes, semejan Soma, sin ser alucinógenos).

No conozco el motivo de Norma para no acercar el libro a España, considero que tendría que ser uno de esos libros que "ofrecen" en el instituto, ellos mismos se vetan el negocio, pues es un libro tan agradable, ameno y repleto de emociones y datos históricos, que lo natural sería sugerirlo en todas las escuelas.

Merece el mismo reconocimiento que merece su protagonista.

Haré lo que esté en mi mano, creéme.

Me dirigí a tí para conocer dónde comprar tu libro y en lugar de una tienda encontré a una persona que si hubiera encontrado cara a cara, habría invitado a mi casa.

Mil gracias por todo, afortunados son quienes te rodean, que bien te cuiden.

Sinceramente tuya, antes de saberlo:

*Selene-Hada*


P.D. la tercera barrita que había encendido leyendo Querida Alejandría está en su fín, justo ahora. (que cronometrado)