8 mar. 2010

El veneno agridulce de la vida



El veneno agridulce de la vida

Aurelio González Ovies

Ganar, abrir, cerrar,
perder. Hoy el encuentro
feliz. Mañana la despedida.
Todo es lo mismo
y contrario. Como la luna
y el día. Todo de luz y de
sombra. Como una noche
muy llena y una casa
tan vacía.
Tomo un sorbo. Reconozco la fe.
Amargamente sonrío:
dulce veneno, la vida.

(C) Aurelio González Ovies
Tardes de cal viva

Realización.
María García Esperón
Música: Romantic piano
Yanni
MMX