21 ago. 2009

Descifrar el cielo con Federico Guzmán



Descifrar el Cielo: La Astronomía en Mesoamérica, de Federico Guzmán, con ilustraciones de Ángel Campos y publicada por Ediciones El Naranjo, es un viaje a través del cielo visto con ojos mesoamericanos.

Deidades, planetas, edificios majestuosos de las ciudades prehispánicas exponen sus misterios y su sabiduría ante los ojos del lector.

En una misma página es posible relacionar la Pirámide de los Nichos de El Tajín con el Centro Ceremonial de Cuicuilco y la Pirámide del Sol de Teotihuacán. Y vincular esta arquitectura con la ceremonia de los voladores de Papantla en el estado de Veracruz. La poesía con que abre cada capítulo está cuidadosamente elegida: de Quevedo al Popol Vuh, de Octavio Paz a Cernuda.

Dirigido a niños y jóvenes lectores, el libro resulta interesante también para los adultos. En una reciente discusión en el sitio web del periódico
El Universal, Federico Guzmán expresó: "el libro trata sobre la astronomía prehispánica y la relación que mantenía con múltiples aspectos de la vida, desde el nacimiento de un bebé, hasta la agricultura o las guerras.También se incluyen otra clase de datos, como los principales investigadores de este tema, además de citas literarias vinculadas con el cielo y con el pasado".

El tema es rico y por supuesto inagotable. Federico Guzmán logra ofrecer a los lectores un muy completo panorama de la astronomía mesoamericana al tiempo que se detiene en la riqueza inagotable de los detalles:

"No hay que olvidar que la palabra "olmeca" significa "la gente de la región del hule", material con que se elaboraban las pelotas del juego". (p. 60)

Las ilustraciones de Ángel Campos han convertido esta de por sí deleitable investigación en todo un placer visual. Con la delicadeza de la acuarela logra transmitir la monumentalidad y la precisión de la arquitectura prehispánica y la fineza espiritual de los mitos y de los ojos que contemplaron esos astros.



Federico Guzmán nació en la Ciudad de México, el 19 de septiembre de 1977. Su inclinación hacia las lenguas lo llevaron a estudiar inglés, francés e italiano y a cursar la Licenciatura en Lengua y Literaturas Hispánicas, en la Facultad de Filosofía y Letras, de la UNAM. Estudió el Diplomado de Creación Literaria, en 1999, en la Escuela de Escritores de la Sociedad General de Escritores de México.