1 ago. 2010

El oro y la manzana



Pueden emprenderse viajes y estará bien. 
Pueden articularse cientos y miles de palabras, 
resucitarse antiguas músicas 
y hacer resonar durante horas 
el timbal de los lamas
y el caracol del tiempo
  y estará bien. 
Pero en verdad te digo que callado sin moverte
te nacerán esas alas que te sabes
y podrás volar al mundo que te pertenece
donde tú eres el oro y la manzana,
el elíxir y la redoma,
el silencio y la palabra,
el viaje y la quietud...