12 oct. 2008

Miguel León Portilla: ¿aún podemos elevar un canto?



La Cámara de Diputados otorgó a Don Miguel León Portilla la medalla Eduardo Neri al mérito cívico.

En la carta que el maestro dirigió a la Cámara de Diputados recuerda el hermoso concepto náhuatl de educación: "acción de comunicar saber y sabiduría a los rostros de la gente". Rostro y corazón. No sólo transmitir conocimientos, sino formar a las personas.

Texto completo publicado por La Jornada.

Muchas satisfacciones ha tenido Miguel León Portilla a lo largo de sus 82 años. Incomparable la de ver su traducción de algunos poemas de los Cantares Mexicanos en los muros del Museo de Antropología:

¿Quién podrá sitiar a Tenochtitlan?
¿Quién podrá conmover los cimientos del cielo..?
Con nuestras flechas,
con nuestros escudos,
está existiendo la ciudad,
¡México-Tenochtitlan subsiste!


Incomparable también la de fundir en concordia las tradiciones occidental y mesoamericana que nos constituyen, como lo ha hecho a través de su devoción tanto a la lengua española, como a la poesía y a la inteligencia de los antiguos mexicanos.

Flor y canto de Miguel León Portilla, español de caudal y de brío, náhuatl guerrero del sol.

Tochan pocayautlan,
nemequimilolli in altepetl
ye in axcan Mexihco Tenochtitlán;
tlahuelilocatiltic tlacahuacayan.
¿Cuixoc huel tiquehuazqueh nican in cuicatl?

Nuestra casa, niebla de humo,
ciudad mortaja,
México Tenochtitlán ahora;
enloquecido lugar de ruido
¿aún podemos elevar un canto?


Miguel León Portilla. "Nuestra casa, recinto de flores" (fragmento)