20 oct. 2008

El Disco del Tiempo, novela juvenil sobre el Disco de Festos. Comentario de E & T Martinotti




Enriqueta y Tina Martinotti son micenólogas, estudiosas de las tabillas redactadas en la escritura Lineal B y expertas en cultura e iconografía minoica y micénica. Trabajan y publican en París. Su mirada renovadora en ese campo puede consultarse en su sitio: Mycenien.

Con su nuevo método de traducción han traducido 89 tablillas. Han mostrado que "no se trata de listas administrativas sino de textos cultuales en los que el proceso ritual está ligado a mitos constituidos y a la práctica de una religión mágica supersticiosa, lo que se confirma con las evidencias arqueológicas".

Enriqueta y Tina tuvieron la amabilidad de leer la entrevista que me hizo Laura Aguirre para la revista Leer y Leer, de Ediciones SM: El Disco del Tiempo en 5 palabras griegas: cronos, cosmos, psique, eros y mythos.

A continuación transcribo su comentario a dicha entrevista, por el que estoy muy agradecida:


Querida María:

Te felicitamos por tu entrevista y por lo que dices en ella. ¡Las palabras clave están muy bien elegidas!

El disco tiene todas las características de un calendario (Cronos).

La forma espiroidal está en relación al movimiento de las estrellas en el cielo (Cosmos), representa un culto del ciclo temporal.

En el centro el pecho de la diosa junto al símbolo de dos serpientes o símbolos de "agua", representa a la Madre de los Difuntos--las serpientes fueron la representación de los difuntos desde tiempos paleolíticos--(el espíritu del difunto, que posteriormente los clásicos desarrollaron como Psyque).

Entre el difunto y la gran madre hay una ligadura (Eros).

Y el Mito, al que siempre se enlazan los ritos.

Un culto a los difuntos y a la fertilidad de la tierra. El espíritu del difunto no como alma individual, sino como espíritu heroico de la fecundidad o del vigor que vuelve del mundo subterráneo.

Además, tienes mucha razón también en lo del amor al conocimento y de
conocer como acto de amor, es muy cierto.

¡Un gran saludo y hasta pronto!

Tina y Enriqueta