20 abr. 2008

La fragmentación de lo divino en el disco de Festos









Fotos de los signos: El Disco de Festos, un enigma de la historia. Sitio de Philippe Plagnol. www.disque-phaistos.fr

Los signos 7, 40 y 43 en la numeración de Evans, podrían apuntar a una fragmentación del cuerpo de la Diosa: La Luna, la Tierra, la Ella inmensa. Seno, vientre, piernas... cuerpo convertido o escindido en jeroglíficos que se empeñan en permanecer mudos.
La fragmentación de lo divino se refleja en la fragmentación del lenguaje y entonces ocurre Babel. Perdemos los sentidos. Volvemos los ojos hacia Egipto y encontramos en su milenario sistema las partes del cuerpo representadas exhaustivamente, volviéndose signos sagrados, jeroglíficos enzarzados con su fonética y su dimensión simbólica. Jeroglíficos descifrados, restituidos a su voluntad de eternidad, narrando historias o refiriendo sueños, aconsejando, permitiendo, revelando...
Pero este misterio cretense, este disco que se lanzan los dioses en el siglo XXI, como dice Yolanda Lacarieri, se empeña en permanecer mudo.
¿Mudo?
No totalmente.
Por eso nos acosa.