1 ene. 2009

Dos estrenas para 2009



La diosa Strenia era de origen sabino y tuvo su templo en la Vía Sacra.

De diosa de la persistencia se convirtió en deidad de los regalos de inicio de ciclo cuando varias de las ramas de su bosque fueron ofrecidas a Tatio -que gobernó junto a Rómulo- el primer día del año romano.

Las estrenas fueron primero ramas de árboles -laurel de preferencia- después regalos.

En Sicilia pervive la costumbre de cantar la Strenna para desear buen año.

En Francia, se llaman etrennes los presentes y augurios que se intercambian en el inicio del ciclo.

Las llamadas divinidades menores de los antiguos romanos -cohorte a la que pertenece Strenia-, bien examinadas, nos sorprenden con la sutileza de sus matices y con la dimensión profunda que a través de su nombre e influencia se concede a cada matiz de la vida.

Pues este del comienzo es el momento de Strenia.
Diosa de la persistencia y del regalo de la esperanza en el renacer.
De su bosque he traído dos ramas esperanzadas y persistentes.
Poesía y conocimiento.
Dos estrenas para 2009.


Imagen: John William Waterhouse. Maidens picking flowers by a stream (study). 1911