15 feb. 2009

El Disco de Festos y el juego del Mehen







En un excelente artículo en Psicoexcesos, de Eloy Cano Castro, me entero de la fascinante relación que la académica noruega Helène Whitakker ha establecido entre el mehet, un antiguo juego egipcio y el Disco de Festos.

En su ensayo "Aspectos Simbólicos y Sociales de la Cultura Minoica", la estudiosa habla del "empleo no funcional de la escritura en Creta durante el periodo palacial. Se pretende que la escritura fue utilizada como indicador de estatus y de prestigio, así como medio de comunicación con lo divino".

La escritura del Disco de Festos, sería en el discurso de Whittaker una "pseudoescritura", un indicador de prestigio social.

El mehen era una especie de juego de mesa con la forma de una serpiente enrollada. Se empleaba un set de fichas con forma de leon y marcadores redondos. Se considera que el juego comenzaba en la cola de la serpiente (que tenía forma de ave) y terminaba en la cabeza. Mehen sería el nombre de una deidad serpentina, protectora del sol.

Juego de la oca, serpientes y escaleras, animal lúdico con cabeza de ave y cabeza de serpiente, (egipcio Quetzalcóatl, diríamos)el mehen guarda un parecido asombroso con el Disco de Festos por la simplicidad de su forma enroscada.

Otra coincidencia es el comienzo del juego en la periferia y el comienzo de la lectura del Disco -según han concluido los estudiosos- de afuera para adentro.

¿"Leer" el Disco de Festos sería un juego sofisticado?

El tema, como señala Eloy Cano Castro, es inagotable.