24 feb. 2009

El coloso y la muerte




En su extraordionario Mythe et Pensée chez les Grecs, Jean-Pierre Vernant llama la atención sobre la etimología del coloso.

Invariablemente hoy asociamos a la palabra con las grandes dimensiones, pero la raíz original KOL -presente en nombres de lugares como Kolofon, Kolossai- índicaría simplemente algo que está levantado, erigido.

Que a diferencia de otro tipo de estatuas, como el xoanon, el colossos no se mueve, no se transporta. Su destino es ser depositado en la tumba en lugar del cadáver -un héroe perdido, un marino extraviado-. En el mundo griego el colossos "no es una imagen; es un 'doble', como el muerto es un doble del vivo".

En esto de Jean-Pierre Vernant pensé al ver la estatua que han desenterrado en Giza, antigua de cuatro mil quinientos años, con un rostro deterioriorado que oculta a la curiosidad de arqueólogos y turistas a al muerto del que es el doble...

La fotografía es de la agencia EFE, en El Universal.