16 sept. 2010

De los niños ilustradores a los libros ilustrados

Para Mi madre


Los niños de segundo y tercero de primaria de la Escuela Dos Naciones Unidas, de San Miguel de Allende Guanajuato, hicieron dibujos inspirados en los libros que les leyeron los chicos de tercero de secundaria. Y como suele ocurrir, hubo de todo: desde el pequeño artista que se inconformó por el tamaño de la hoja en la que haría su dibujo, pues él imaginaba algo tan grande que requería, por lo menos, de dos pliegos de cartulina, hasta el que se llevó prendido en las pestañas el gran calamar del Poema que cayó a la mar y lo reprodujo tan fielmente y sin modelo que a todos nos causó asombro. Y la artista que sintetizó el universo de Colores y más colores en una proyección imaginativa de Rosa Serdio, de quien se habló, como una maestra poeta que ama a los libros, los colores y a los niños. 

Y un talentosísimo Anónim@ que trasladó todo el amor que hay en las páginas de Mi madre, inspirado en la extraordinaria madre que tuvo el poeta asturiano Aurelio González Ovies, a la representación de una mamá mexicana, con trenzas pintadas de afecto, ojos coloreados de ternura y unos brazos dibujados con toda la entrega y el calor que los niños de todos los países encuentran en sus madres.

Capítulo aparte merece toda una galería de tigres de la otra noche y de todos los días, que de seguro haremos llegar al ilustrador Alejandro Magallanes, quien siempre se muestra receptivo y ávido de conocer lo que pintando piensan los niños de su trabajo.

Gracias a Lululee, a los chicos de tercero de secundaria, a la dirección de la escuela y de nuevo y siempre a Pintar-Pintar por haber enviado a México una caja  de la que no cesamos de sacar sueños, esperanza y porvenir. (MGE)

Para Colores y más colores



Para El Poema que cayó a la mar
Para Daniela

Para Chispina

Para Caracol



Para Tigres de la otra noche