1 may. 2018

Tres tigres per un trigal, de Francisco Álvarez Velasco


Aurelio González Ovies, Josefina Junco y Francisco Álvarez Velasco en la librería La buena letra de Gijón
El poeta Francisco Álvarez Velasco presentó su libro Tres tigres per un trigal, con ilustraciones de Josefina Junco y editado por Impronta, en la librería La Buena Letra de Gijón el 19 de abril de 2018. Autor e ilustradora estuvieron acompañados por el poeta Aurelio González Ovies, quien leyó un fino texto bordeando los alrededores y llegando al corazón del poema de Paco.

Tres tigres per un trigal brota de la inspiración más profunda del poeta. Proviene de las raíces del lenguaje, aúna las facetas lúdica y filosófica, nos vuelve a la infancia y así, convertidos en niños, ingresamos al reino de los cielos. Los paisajes sembrados de amapolas rojas, blancas y chichiribailes se nos entregan en una atmósfera de inocencia y sueño. La aventura deliciosa de Tigre Uno, Dos y Tres, tan alegres, tan formales, Uno más viejo y más sabio, Tres más chico y quizá más osado y Dos silencioso y esencial, nos comienza en trabalenguas, nos deviene en canción y en ronda, en cuento encantado de hexasílabos,  y en el mágico ¿quieres que te lo cuente otra vez?



“Tres tigres per un trigal”, además de ser un trabalenguas rimado, en su mayoría en hexasílabos, es susceptible de convertirse en un cantar de amor, un cantar de naturaleza, una endecha de faena, una letrilla de fiesta y juego o hasta un cantar humorístico.
Aurelio González Ovies.



Creador de múltiples facetas, Francisco Álvarez Velasco, recoge en Tres tigres per un trigal la ola poderosa de la tradición popular, la lengua que se dice y que se canta, la que a veces ni necesita escribirse porque va impresa en las páginas de la memoria. Los versos de Paco nos saben a menta y a sueño, a romero y eternidad. Nos devuelven a la naturaleza y al encanto del había una vez, nos inician y trastocan y abren el sésamo del Jardín Original.

Que tres eran tres
los tigres alegres
que en mayo buscaban
brotes de las flores
por aquel trigal.

Las ilustraciones de Josefina Junco van en el mismo sentido de inocente belleza del poema. Los verdes invitan a jugar a la imaginación y los animales de palabras brotan mágicos al conjuro del pincel de la artista. Profunda conocedora de la literatura española y de la poética de Paco, Josefina ha habitado de imágenes Tres Tigres per un trigal con la misma frescura que poseen los versos del poema. Tal vez, removiendo el trigal con los dedos en busca de amapolas, algún niño lector encuentre una monja, un fraile o quizás, con faldones rosa, un chichiribaile.