12 feb. 2011

Mi vida está llena de preguntas: Antonio García Teijeiro

A miña vida está chea de preguntas.
 Case diría que está feita de preguntas.
Antonio García Teijeiro

Recientemente, la Asociación Gallega del Libro Infantil y Juvenil (GALIX:Asociación Galego do Libro Infantil e Xuvenil) pidió a Antonio García Teijero un texto para publicarlo en la red.

El resultado es un documento vibrante de vida y preguntas, un caudal de existencia en el que Antonio rinde tributo emocionado a sus referentes poéticos y vitales: Bob Dylan, Labordeta, los Beatles, Celso Emilio, Aute, Paco Ibáñez, Lorca, Machado, Alberti y los puntos suspensivos nos llevan al infinito, al manantial de una vida ejemplar como pocas, al origen de un poeta de amplio registro, que puede ser popular y exquisito, minimalista y melódico, que ha no ha escondido la oscuridad que está presente en toda existencia bajo la alfombra, sino que la ha transmutado en rayos de luz y dedicado a los niños.

A los niños... y a todos nos recuerda Antonio el derecho y la dicha de cantar: sus letras se desgranan en canción sencilla: cantar para reflexionar, para preguntar, siempre preguntar, para sonreír y para volar. En expresión de Antonio, la poesía no se enseña, se filtra; pues este poeta-educador jamás se pone pesado y es ligero y transparente como los dioses griegos, llena el éter con la sencillez de sus preguntas, con su hondura, nos pone en las manos versos y dudas para preguntar, para ser, para renacer en la poesía.

En este texto publicado por GALIX, Antonio habla de la relación inigualable que tiene con su lengua gallega:

Comecei a escribir en galego para min. Nacera a necesidade dun compromiso ben claro. Estou moi orgulloso desa decisión. Doíanme as feridas provocadas “polos cabalos da noite”. Seguía lendo sen cesar. Non se pode escribir sen facelo.

Y nos deja -hablemos la lengua que hablemos- atravesados por un reto: damos la lengua por sentada y en el caso de países como algunos latinoamericanos donde las lenguas indígenas han sido marginadas y los hablantes se avergüenzan de su idioma materna- el ejemplo de Antonio se nos yergue delante para no pasar por esta vida sin establecer ese compromiso ben claro que el poeta hizo con su lengua gallega. Darle a esa bella durmiente el beso de la vida, con sus letras claras de todos los días, su vida luminosa de creador, de educador y de persona, sus versos imparables y dulces, poderosos y viajeros, sus bicos na voz.


Unha vida chea de preguntas
Antonio García Teijeiro