12 oct. 2010

Música para Copo de Algodón

David García frente al Museo del Virreinato, antes de una actuación



Hoy, a través de la música de David García, que por teléfono me dio a conocer la primera de sus composiciones inspiradas en la novela Copo de Algodón, se dibujó ante mis ojos el hermoso mundo de esta niña mexica: toda su frescura, su inocencia, el canto de sus pájaros, su esperanza y su eternidad. 
David ha realizado una obra sorprendente, integrando al piano los instrumentos prehispánicos tradicionales y captando de una manera poderosa la vibración musical del alma de Copo. La música alcanza ese lugar misterioso al que las letras solamente llegan cuando a su vez se convierten en música. Caracol del tiempo, su Copo de Algodón me miró a los ojos  con sus ojos musicales y con la danza del viento y de las cañas de la vieja Tenochtitlan. 

Gracias a su música, pude ver a Copo feliz en sus jardines colmados de pájaros, de flores y de cantos...

No pasarán muchos días, ni la rueda del calendario azteca implícita en la estructura de la novela dará muchas vueltas, para que los niños de México puedan conocer esta pieza de orfebrería musical, esta partitura de flor y canto que es la Copo de Algodón de David García Hernández.