8 ene. 2008

La isla de los muertos de Valerio Massimo Manfredi




"Tu potrai dire se abbiamo in mano un lembo di paradiso o un pezzo d'inferno".
(Valerio Massimo Manfredi. L'isola dei morti
)


La isla veneciana de San Marco in Boccalama, sumergida hoy bajo la laguna, fue usada para depositar a los muertos de la peste de 1348.
En uno de esos cadáveres está guardado el invaluable tesoro que se disputan coleccionistas, millonarios y estudiosos de la Edad Media italiana.
El objeto cultural de concupiscencia que oculta y depara para sus lectores Valerio Massimo Manfredi en esta novela es incomparable.
Por mirarlo siquiera el más aséptico intelectual está dispuesto a meter las manos en las negras entrañas de la muerte.
Se desciende en las aguas negras de la laguna veneciana amparados por la tecnología de la que es conocedor el arqueólogo Manfredi (topógrafo además del mundo antiguo), pero bajo el propio riesgo de emprender una aventura en las aguas profundas que velan la memoria del pasado.
Cada buzo, cada lector, ve algo distinto. Una novela negra -un giallo, como dicen los italianos-, un viaje en el tiempo o una audaz metáfora cultural aderezada con la especiería de la búsqueda y el hallazgo.