20 mar. 2016

Un árbol de poesía azteca en Librería GUGUI de Querétaro


Una mañana mágica en la Librería GUGUI de Querétaro. Sembraríamos un árbol de poesía y las horas y los minutos nos condujeron a un espacio hermoso, a un jardín interior. Los niños, Jennifer, Caleb, Luis, Sara, Isaac... nos sorprendieron con su participación, su saber estar y vivir el momento poético. Gracias a los magníficos y entregados dueños de la librería, Jenny y Víctor, por una oportunidad preciosa de vivir y disfrutar el ser humanos. Bienvenida a la primavera y la puerta del corazón abierta para volver a desgranar las palabras de los poetas aztecas. La amistad es lluvia de flores preciosas también en GUGUI de Querétaro.

Víctor y Copo de Algodón: amigos por siempre

El Sol fue el invitado de honor esa mañana

Nuestro árbol florecido

Caleb nos sorprendió con su facilidad para escribir poesía

Nuestro árbol se llenaba de poemas

Un simpático Tlaltecuhtli o Cuetzpalin al pie de nuestro árbol. Copo observa.

Jennifer puso el primer poema

La dulzura de Sara nos consquistó a todos.

Roberto y los jóvenes de corazón también sembraron poesía azteca.