16 mar. 2016

Guayacán




Por el árbol y sus flores
y tu gesto al compartirlos
yo quisiera agradecerte
con un verso en el camino.

Con un verso que se escriba
desde el centro del silencio
donde todas las palabras
se pronuncien en un beso.

No lo sé. No sé que pasa:
si me engaña este misterio
que el guayacán y sus flores
te confiesen lo que siento.

Pero sobre todo, gracias...
por las flores, por el cielo,
por el lago y porque sabes
que me regalaste un sueño.