14 mar. 2016

Es Tiempo de Juglares


Visita el nuevo blog: Tiempo de Juglares



No existe un libro como este. Es el primer texto literario que veo con estas características. Me interesa el libro de la Edad Media. Qué manera tan original de transmitir el Poema de Mio Cid a los estudiantes del siglo XXI... Son algunos de los comentarios que los promotores de lectura y los editores de Enlace Editorial y El Tren Dorado han venido escuchando desde que salió a la luz Tiempo de Juglares de Anabel Sáiz Ripoll.



Paola, de Enlace Editorial, me comenta durante la comida las reacciones que ha tenido 
en el ámbito educativo Tiempo de Juglares.

Lucano, promotor de Enlace Editorial, muestra un testimonio del interés que ha suscitado el texto




La autora 

 Muy conocida por su amplia labor de estudiosa de la literatura infantil y juvenil de las dos orillas, la escritora española Anabel Sáiz Ripoll se estrena en América Latina a través de la editorial que está cambiando con una enorme potencia el panorama de los libros para niños y jóvenes que se leen en la escuela. Su enorme conocimiento de la literatura española, su amor por cada piedra y cada rincón, cada estatua y cada palabra de la Castilla original -Castilla también nuestra, Castilla de América- permea este volumen.

Es la inquieta Oria, -toda ojos azules- niña preciosa de la Edad Media castellana, quien vertebra la narración. Y pasan los juglares, los clérigos, los aldeanos, los nobles, campea la sombra de Mio Cid formidable, los estamentos medievales, el refranero, la herbolaria, la vida cotidiana, las tristezas y alegrías de la gente del pueblo, de la gente de siempre, sin importar siglos ni fronteras.
Anabel Sáiz Ripoll ha entregado en Tiempo de Juglares un infinito amor. Y así ha sido recibido por los docentes colombianos que lo han conocido. Fue el poema Castilla de Manuel Machado el que entregó el personaje central a la escritora. Es la niña que sale a dar razón al Cid y a sus fieros castellanos de que el Rey ha mandado que no le den ayuda, que no le den ni agua, so pena de sacarles los ojos de la cara...
-Idos, el cielo os colme de venturas...
En nuestro mal, ¡oh Cid!, no ganáis nada...
Anabel da nombre a la niña. Y la llama Oria, como homenaje a uno de los textos de Gonzalo de Berceo,  Vida de Santa Oria.
Y es oro, oro puro de la lengua y de la cultura iberoamericana que Anabel ofrenda en su Tiempo de Juglares.

La ilustradora

 

Michelle López es una ilustradora colombiana que sabe recorrer los textos como si fueran habitaciones y paisajes. Particularmente la Edad Media es una de sus especialidades y ha sembrado las páginas de Tiempo de Juglares con delicadas figuras que portan la sabiduría de los libros medievales, con rincones y nichos por los que asoman curiosas figuras, detalles que aportan dinamismo al texto y que nos dejan un grato sabor de lectura. Imágenes evocadoras de tiempos idos, sutiles gestos e innovadoras perspectivas -una vista desde arriba de los feligreses en una iglesia medieval-, minucia en el tratamiento de las labores del campo, tenues molinos de viento...
La ilustración bordea la lectura y contribuye a que el niño y el joven absorba aspectos culturales de la Edad Media y del contexto que vio nacer el Poema de Mío Cid.

La cartilla


La propuesta de Enlace Editorial se acompaña con una cartilla de actividades. Sandra Viviana Vargas ha elaborado la correspondiente a Tiempo de Juglares con una serie de reactivos que suscitan ganas de aprender, investigar, explorar de nuevo el texto y asomarse con más profundidad al corpus literario que la misma Anabel Sáiz Ripoll propone en su libro: además del Poema de Mío Cid, las Glosas Emilianenses -primer texto escrito en lengua romance- el Romancero Viejo y el Nuevo y la continuidad y pervivencia de la figura de Rodirgo Díaz hasta el poema de Manuel Machado y el destinatario final: los niños y jóvenes que sin importar fronteras, habitan el país inmenso de la lengua española. No cabe duda que en ese hermoso país de 500 millones de hablantes que viven y piensan y hablan y aman en español es tiempo de encuentro y memoria, de renovación y fiesta, es tiempo de los tiempos:  es Tiempo de Juglares.






Tiempo de Juglares
Anabel Sáiz Ripoll
Ilustraciones: Michelle López
Enlace Editorial, El Tren Dorado
Bogotá, 2016