18 feb. 2015

Es Eneas






-Es Eneas- pensé al ver los ojos grises, el cabello castaño suavemente ondulado, la memoria de los vientos y las pérdidas impresas en el bronce de su rostro.

Dido para Eneas
María García Esperón
Ediciones El Naranjo, 2014