8 nov. 2013

Kumico, de Rosa Adriana Buriticá Ariza


Kumico
Rosa Adriana Buriticá Ariza
Ilustraciones: Michelle López Deksnys
Hillman. Libros y Libros
Colombia, 2014.


En Kumico, el libro ilustrado por Michelle López Deksnys y editado por Hillman Libros y Libros, la escritora, poeta y editora Rosa Adriana Buriticá Ariza ha soñado largamente. Un breve texto y la reflexión más profunda. Oraciones breves y mensaje infinito. Sonrisa que se tiende de la primera página a la última, donde brota una lágrima pura como un diamante y como un diamante preciosa. 

La sensibilidad que logra transmitir Rosa Adriana a través de este personaje entrañable y sus amigos: el afectuoso león, la traviesa gacela y la venerable abuela jirafa puede hermanarse con las narraciones tradicionales de distintas culturas que los siglos han consagrado. Nos sitúa en una africana sabana de sueño, un lugar hacia el que se escapan nuestras libertades, el sitio ideal hacia el cual evadirse, tema favorito de películas y animaciones... pero esa evasión que creemos va a tener lugar, que será un deleite y un descanso, se convierte, en el breve cuerpo del texto, en lo más importante: un encuentro con una verdad fundamental, una iniciación. 

Libro para leer de la mano del niño, de la niña... para caminar juntos por esas letras y esas ilustraciones llenas de ternura y perspectivas sorprendentes que aporta Michelle, de texturas y casi de olores, de sol y de brisa... Libro para caminar leyendo y pasar de la alegría gozosa de los animales humanizados a la melancolía y el nudo en la garganta de los hombres que se reflejan en los animales. Fábula de nuestros días en la que nos sumergimos como en una fuente de oro para probar el inocente sabor del infinito, como solamente pudimos experimentar cuando fuimos niños y que a vuelta de estas cálidas páginas retorna a nuestro corazón en todo su manantial.

El mundo es bello en el breve camino que recorremos a través de la amable tipografía y los pinceles encantados de Michelle López Deksnys. El azul del cielo nos sube como una savia a través de las yemas de los dedos, nos sentimos felices y plenos, percibimos el amor con que se ha hecho este libro y aspiramos la fragancia de un sueño recién cortado por Rosa Adriana Buriticá.

María García Esperón