14 oct. 2013

Al fin en Cuba, por Alina Iglesias Regueyra en Cuba Literaria

Foto: Olimpia Chong


María García Esperón: al fin en Cuba


Fuente: Cuba Literaria

Alina Iglesias Regueyra, 14 de octubre de 2013


Hace unos días, nos llegó una excelente noticia: para dicha nuestra, la escritora mexicana María García Esperón —tan esperada en la pasada Feria Internacional del Libro de La Habana, adonde no pudo llegar entonces por motivos ajenos a su voluntad— está, finalmente, en tierras cubanas. La destacada y prolífica autora cuenta, entre sus obras, títulos como El Disco del Tiempo, novela que en 2004 obtuvo el prestigioso premio El Barco de Vapor, y sus dos partes subsiguientes: El Disco del Cielo y El Disco de Troya, este último por publicarse en Cuba. Además, ha merecido el Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños, en 2005, por Tigres de la otra noche, y el Premio Latinoamericano de Literatura Infantil y Juvenil Norma Fundalectura, por su novela Querida Alejandría, de 2007.

Hemos tenido el gusto de conocer a María García Esperón muy de cerca, en la sede de la Editorial Gente Nueva, donde presentó, gustosa, dos de sus libros: El Disco del Cielo y El Hada Menta, este último, en edición troquelada. En una cercana conversación, la comunicativa y muy carismática autora nos confesó su predilección por los temas de la Antigüedad, pero siempre con la finalidad de esclarecer el presente a través de las claves que ofrece el pasado. Dijo sentirse interconectada con otras muchas personas —científicos y artistas— en quienes adivina una magia interior, y piensa que, juntos, tejen una red para salvar la vida humana.



Asimismo confesó su sorpresa al poder publicar en Europa, y específicamente, en España, país que protagonizó la Conquista y la colonización americanas, aun cuando textos suyos, como Mi abuelo Moctezuma, abordan el difícil tema del choque civilizatorio que tuvo lugar hace más de 500 años y las distintas interpretaciones del hecho, según diferentes puntos de vista, siempre en voz de las nuevas generaciones.

Todo ello apunta a una alta calidad en su obra, nacida de su buena voluntad, su gran imaginación y su constancia y creatividad en el trabajo. Junto a otros escritores de América Latina, conforma un grupo de vanguardia que busca insertar, en los circuitos mundiales de distribución, a la literatura del subcontinente dedicada a la infancia y a la juventud, un esfuerzo enorme que requerirá esperanzas y paciencia.

Como nos transmitió en nuestra amistosa plática, de Cuba se llevará mucho más que la sonrisa de los niños y la cálida acogida de todos, pues un sinfín de leyendas sincréticas afrocubanas regaladas por sus amigos le incentivan la imaginación en pos de nuevos misterios literarios.

María García Esperón recibió el homenaje del taller Sueños Para Contar, que coordina la actriz Yumié Rodríguez, a quien acompañó un gustado grupo de baile flamenco que encantó a la homenajeada, pues también conoce y practica danzas hispanas. Enrique Pérez Díaz, director de la Editorial Gente Nueva y anfitrión de las celebraciones, le obsequió una artesanía elaborada por manos infantiles, gesto muy agradecido por la autora mexicana, a quien deseamos buen viaje y un pronto regreso a Cuba.