1 jun. 2014

Copo de Algodón en el Castillo de Chapultepec

 

Flor y Canto para Copo de Algodón

Amistad, Celebración y Encuentro



Grecia Sofía, Ana Laura Delgado, David García y Giuliana Vega

Todo se conjuntó ese domingo primero de junio para enmarcar las emociones y el poder misterioso de la música y la poesía. El concierto escénico Flor y Canto para Copo de Algodón, de la inspiración de David García Hernández, se convirtió simple y sencillamente en una comunión. De las palabras con la música, del Castillo de Chapultepec con las montañas, del aire que no era aire sino Ehécatl convocado por las notas de David al piano, por la fe escénica de Giuliana Vega al animar a sus títeres, por la voz prodigiosa de Mariana Lorenzo, que se apoderó de todos los rincones del Castillo.

Con Mariana Lorenzo y el cielo de México

Día de celebración y de magia. Día de amistad y de encuentro. Ana Laura Delgado, directora de Ediciones El Naranjo ascendió a pie la cuesta que lleva el Alcázar. David García, el mago encantado de este cuento verdadero, nos convocó a todos en un castillo para dar voz a una princesa: Copo de Algodón. Antes de dar inicio al comienzo, David nos compartió preciosos detalles del proceso creativo que dio como resultado esta maravilla que es su Concierto.



Vuelve a haber flores. Vuelve a haber cantos. Vuelve a la vida el hermoso jardín de Moctezuma hecho de notas cristalinas e inocentes. Ha vuelto el agua y la gran Tenochtitlan brilla como una joya en la copa del día. Evocar e invocar al gran Moctezuma, a Cuauhtémoc, a Cuitláhuac, volver a vivir la aventura, la pasión del encuentro con los conquistadores españoles.

El Castillo de Chapultepec vibró al compás de nuestros emocionados corazones. Fuimos uno con Copo de Algodón, una sola alma, una sola intención. Una sola, fuerte e invencible esperanza. Del interior del cielo han brotado los cantos y flores de David García, el enorme corazón de México. (MGE)

David García y el pequeño David

"Me gusta mi nombre: Tecuixpo Ixtlaxóchitl"



El público hechizado por la música de David
Giuliana es el alma de la pequeña Copo y el pequeño David


Rienda suelta a la emoción al final del concierto

Fotos: 
David García
MGE