16 jul. 2012

El libro no será aniquilado jamás: María García Esperón

Periódico Noticias de Quéretaro       Sábado 14 de julio de 2012



POR LUIS MONTES DE OCA
Noticias

A través de un correo electrónico siempre hay una posibilidad, las nuevas tecnologías nos facilitan todo, acortan las distancias, nos dan tiempo, benefician, pero queda la duda ¿acabarán con los libros, con los periódicos, suplirán al cine por tenerlo todo en una PC? Haciendo uso de estas tecnologías, María García Esperón y Noticias emprendieron un viaje a través del espacio para conocer de sus razonamientos al respecto.

Buenos días María García Esperón. Sabes creo que quienes escriben actualmente son guerreros en resistencia contra monstruos creados por ellos mismos, la cibernética misma es el Frankestein, la tecnología superó al arte mismo, a la fantasía. El facebook son capítulos de una novela infinita y universal y el twitter, ya se robó el espacio del cuento corto. Por desgracia, Tito Monterroso nos clavó la sentencia y cuando despertamos están estos monstruos aún.
¿Por qué escribir y crear ante un mundo así? ¿cuál es tu tarea María García Esperón?

Mi tarea como escritora de literatura infantil y juvenil ha sido desde que publiqué mi primer libro -El Disco del Tiempo- (Premio El Barco de Vapor 2004) ir en búsqueda de los orígenes deseados, de los tesoros que están en la fuente de las tradiciones que nos constituyen.
Desde entonces -responde en el correo electrónico- he cultivado, además de la poesía para niños, la narrativa histórica dirigida principalmente a jóvenes lectores, pero con el deseo y la intención de arribar a todos los lectores sin importar edad, ofreciendo en estas novelas pasión por la historia y por la aventura humana.
Cabe comentar que una entrevista cibernética tiene grandes posibilidades, el entrevistado se da el tiempo y el espacio que quiere para responder al reportero, para estructurar su pregunta y analizar detenidamente, si bien podría tender a ser impersonal, también es cierto que nos da la oportunidad de imaginar y así, María García nos comenta sobre su novela  Querida Alejandría (Premio Latinoamericano de Literatura Juvenil Norma Fundalectura 2007) que ha constituido el mejor ejemplo de su intención, pues entrega a los jóvenes lectores de Hispanoamérica el mundo helenístico de Alejandría a través de la mirada de la hija de la famosa Cleopatra VII, llamada Cleopatra Selene y que narra en un lenguaje sencillo la pérdida de su mundo a raíz de la derrota infligida por Octavio Augusto a Marco Antonio y Cleopatra.

Roma -agrega- conquista Egipto, muere un mundo y nace otro. Querida Alejandría ha sido adoptada por los planes de lectura de numerosas escuelas de Colombia, Argentina, Perú y México y es para mí una satisfacción enorme, una sensación de deber y de sueño cumplido saber que he hecho llegar ese mundo antiguo que amo a las manos de los jóvenes de Latinoamérica.

La novela que hoy presentamos -explica María García Esperón- en la librería Gandhi Querétaro (gracias al entusiasmo de la fundadora del Circulo de Lectura Sor Juana Inés de la Cruz, María Eugenia Moyers) se llama Copo de Algodón, ha sido publicada por Ediciones El Naranjo en 2010, cuando fue presentada en el Museo del Templo Mayor a pocos pasos de esos majestuosos fundamentos de la cosmovisión azteca que son las ruinas del templo.
Copo de Algodón es el nombre de la hija favorita de Moctezuma, cuyo nombre náhuatl era Tecuixpo Ixtlaxóchitl y que se llamaría, como consecuencia de la Conquista española, Isabel Moctezuma.
Pero esta novela se centra en la infancia de Copo de Algodón, pues mi deseo ha sido transmitir de una manera fresca –a través de la voz de una niña de 10 años- el mundo indígena, su sensibilidad, su poesía, sus miedos, su valor y su aventura. Copo de Algodón empieza hablando de su padre Moctezuma y es a través del amor de esta hija que miramos en la novela la figura del polémico tlatoani. La obra está estructurada en veinte capítulos que son los signos del calendario azteca, los que rodean el rostro ardiente de Tonatiuh en la Piedra del Sol.

(C) Marcos Almada Rivero
La muy cuidada edición de El Naranjo incluye las ilustraciones de Marcos Almada, un detalle digno de mencionar es que en este libro se incluye por primera vez la representación artística de Tlaltecuhtli, encontrado recientemente en las inmediaciones del Templo Mayor.
Desde su publicación, Copo de Algodón ha tomado vida propia y suscitado sentimientos valiosos de pertenencia al pasado indígena por donde se ha presentado.

Destaca que el joven compositor mexicano David García ha compuesto una serie de piezas musicales inspiradas en el personaje, y el año pasado, acompañado por el Coro de Niños Cantores del Estado de México estrenó ene. Alcázar del Castillo de Chapultepec uno de los temas, aportando la novedad de la letra de la canción interpretada en náhuatl.

También nos comenta desde este espacio de privilegio (el aire) que en mayo de 2011 fue invitada por un grupo de destacados promotores culturales asturianos -Joaquín De la Buelga y la Sociedad de Amigos del País- a presentar la novela en el Centro Internacional Niemeyer de Avilés, donde ante un auditorio de 200 niños españoles habló del mundo de Copo de Algodón, de los mitos aztecas, de la creación del sol y de la luna en Teotihuacan, de la gran Tenochtitlan, de la poesía de Nezahualcóyotl y Nezahualpilli: "culminamos la presentación lanzando sobre las cabezas de los niños hojas de papel de China con poesía azteca escrita en ellas y fue estremecedor escuchar las sabias y hermosas palabras de los poetas del Anáhuac en las voces de niños españoles del siglo XXI".

Copo de Algodón ha sido, en palabras de la especialista en literatura infantil y juvenil Anabel Sáiz Ripoll, una caracola de los tiempos, un instrumento para escuchar la música de la historia, una puerta abierta para llenarnos del orgullo de descender y formar parte de la cultura indígena, para recoger la riqueza y la esperanza de nuestros más diáfanos orígenes, para saber quiénes somos y quiénes podemos ser, para convertirnos en los dueños asombrados de nuestra propia palabra.

—¿Y a los niños y jóvenes de Latinoamérica les interesa el mundo antiguo, encuentran respuestas en él, hurgan en su simbología o estas respuestas se quedaron para los viejos nostálgicos que lucharon y disfrutaron entre otras cosas del amor libre, la minifalda, Marx, la literatura hindú y la psicodelia?

-Luis -responde María García Esperón- sí les interesa, les interesa muchísimo, les prende el alma, los lleva a soñar. Tengo un libro dirigido a niños de 9 años que se llama Las cajas de China y plantea la entrega de la riqueza cultural de China, India y Egipto a través de narraciones encadenadas como las Mil y una noches. Publicado en Colombia, este libro estructurado como novella por entregas ha causado entusiasmo en escuelas enteras, y he podido ver a los niños hablando de faraones y esfinges, de tigres misteriosos, de dinastías chinas… como algo que directamente les atañe.

Entre los adolescentes, el evocarles el mundo griego, la historia de Alejandro Magno, la ciudad de Alejandría (esto en el curso de las conferencias asociadas con los libros, que he dado tanto en Colombia como en México), se les despierta esa sed de aventuras, de asombro ante los logros del espíritu humano, tanto como a los nostálgicos que mencionas. El disco del tiempo, por ejemplo, trata del disco de Festos, que tiene un mensaje jeroglífico que no ha sido descifrado, ¡pues ha habido estudiantes que me envían intentos de desciframiento! (Este libro que menciono ha sido elegido por el gobierno de Costa Rica como parte de las lecturas recomendadas en secundaria).

- Sabes María García Esperón, me siento extraño con una entrevista por la Internet, me siento raro, pero,  ¿crees que el libro y las nuevas tecnologías serán cómplices o estas terminarán por aniquilarlo?

-Me está resultando fascinante conversar contigo. Hemos creado algo nuevo en estos breves intercambios.
Y respondo:
El libro no será aniquilado jamás. El libro es un arquetipo. Yo soy una apasionada de las nuevas tecnologías y desde que descubrí internet a finales de los años 90 me dediqué a aprender lenguaje html y he venido explorando cuanta posibilidad ha surgido o se ha inventado: la lógica de las plantillas (templates), los blogs, las primeras redes sociales y las que las sucedieron... pero siempre considerando todo esto como un medio que debe transportar los mensajes que el hombre del siglo XXI necesita. También teniendo en cuenta la insuperable fórmula de Marshall McLuhan "el medio es el mensaje" no he dejado de ser crítica de todo esto. El rostro masivo de las nuevas tecnologías son las redes sociales y estas están reduciendo el Diálogo, limando la Palabra, aniquilando la Poesía, deteriorando el Logos. Mis libros surgieron de la fusión personal que yo hice de mi amor por los libros como arquetipos -extensiones de la Memoria y la Imaginación, como dijo Borges- y de las posibilidades extraordinarias que pueden plantear las nuevas tecnologías. Soy una de las pocas personas que tú conozcas que no está en facebook, y no lo estoy porque sus mecanismos de relación me parecen conductistas y reduccionistas. Pero no estoy en contra de Internet, al contrario: ¡Llevo más de 70 blogs! pero enfocados no como documentos electrónicos, sino como libros.

Un ejemplo de videopoema de Voz y Mirada

En muchos de esos blogs difundo la poesía de autores que he venido conociendo por Internet, de los que me he hecho amiga, con cuya palabra me he comprometido. Y en ese sentido adoro la tecnología, pues he hecho alrededor de mil vídeos con poesía de autores contemporáneos y la he difundido a través de youtube. Un libro como simple objeto no te puede dar el sonido y la imagen. En un blog puedes escribir un poema e incrustar un video que lleve la voz del autor, por ejemplo. A mí me sigue pareciendo maravilloso que esto se pueda hacer.


El espacio desgraciadamente en los medios impresos es un tirano y por ello nos despedimos por ahora de María garcía Esperón, quien hoy presenta su libro "Copo de Algodón", sobre la hija de Moctezuma (Ediciones El Naranjo) en la Librería Gandhi Querétaro a las 17:00 horas.

Agradezco al periodista Luis Montes de Oca haber sido posibilidad de diálogo, la atención a la presentación de la novela Copo de Algodón en la Librería Gandhi Querétaro y su presencia en ese espacio en que en una tarde lluviosa celebramos una inolvidable reunión entre libros. A continuación, el "colofón" de nuestra charla por correo electrónico, que no alcanzó lugar en la edición impresa pero que también fue: 

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -  
LMO: Me gusta el café y el olor a tabaco, aunque no fumo, y sentarme en una mesa a platicar, viajar por estos hilos, tienen ventajas, podemos pensar preguntas y respuestas y no nos martiriza el tiempo, en fin, que tengas buenos días, gracias mil por darme este espacio.

MGE: Ah Luis, yo no me siento rara, porque de este modo, por correo electrónico, he conocido y dialogado con las personas más importantes de mi vida literaria. A principios de 2010 así conocí la obra de un poeta asturiano contemporáneo, Aurelio González Ovies, que cambió mi percepción de lo que significa ser humano, su palabra agigantó desde la humildad mi dimensión de humanidad, tanto que me autoimpuse la cruzada de dar a conocer su poesía dondequiera que yo vaya. El mes pasado lo hice en Querétaro, en el Centro Español de Querétaro. En marzo lo hice en Guanajuato. En mayo en Sinaloa, y así, volviendo presencial lo que comenzó en la red.

También he hecho entrevistas expresadas a través del proyecto Voz y Mirada, un encuentro en la Palabra, que se expresa en un blog, pero no es un blog, sino un ENCUENTRO. Claro que todo esto se puede volver impersonal, a mí me ha pasado y me ha dado mucha tristeza, porque es como perder la ilusión, la magia, la felicidad. A mí también me gusta el olor a café y el olor a tabaco, aunque no fumo, y los diálogos cálidos y humanos, y en todo esto que he vivido a través de la red, lo más hermoso ha sido cumplir el sueño de mirar a los ojos y abrazar a las personas con quienes conversé a través de estos medios, a quienes conocí gracias a que existe Internet y todas sus tecnologías, a quienes no hubiera podido llegar de otro modo, ¡porque están en otros países!

Creo, finalmente, que la tarea para las personas como tú y como yo es recordar constantemente que hay algo liviano, alado y sagrado (definición platónica de la poesía) en el hecho de la comunicación humana. Que somos más, mucho más que un conjunto de gadgets manipulables en una red social. Que la poesía implica una actitud tanto emisora como receptora y que en una cadena de twits frenéticos el poema no puede erguir su cuerpo poderoso. Creo firmemente que en el siglo XXI se abre paso una nueva dimensión de la conciencia, que podemos naufragar como naufragó el siglo XX a pesar de las advertencias de los p(r)o(f)etas... (Orwell, Huxley) o que podemos alumbrar una nueva edad de oro, como la Grecia de Pericles y aprovechar las redes sociales no para vigilarnos los unos a los otros, delatarnos, controlarnos, sino para extender el horizonte de la libertad.