9 jul. 2012

El Disco del Cielo en las lecturas de verano en Cuba

Paso al libro
Diverso y enriquecedor programa en todo el país, entre julio y agosto, como parte de las Lecturas de verano

Fuente: Juventud Rebelde

Fernando Rodríguez Sosa
digital@juventudrebelde.cu
7 de Julio del 2012 20:01:36 CDT

Foto. Lecturas de verano. Calixto N. Llanes. Juventud Rebelde

El libro volverá a ser protagonista del verano. Tan antiguo y útil instrumento del saber humano se convierte, durante los calurosos meses de julio y agosto, en el centro de las Lecturas de verano que, en todo el país, permiten que adultos, niños y jóvenes encuentren en sus páginas no solo entretenimiento sino también lecciones y enseñanzas.

Bajo el lema «Lo lees, lo vives», el Instituto Cubano del Libro, con la colaboración de otras entidades, convocó a esta gran fiesta —dedicada a los aniversarios 90 de la Federación Estudiantil Universitaria y 50 de la Unión de Jóvenes Comunistas—, la cual se inició este viernes con La noche de los libros y concluirá el 31 de agosto con el Festival del Libro y la Lectura.

El programa —que incluye presentaciones de títulos, encuentros con escritores, conversatorios y conferencias, lecturas de poemas, conciertos y recitales— prevé, asimismo, miniferias en municipios y provincias, y otras acciones en comunidades del Plan Turquino.

Al centenario del natalicio del dramaturgo, poeta, narrador, ensayista y traductor Virgilio Piñera están dedicadas, igualmente, estas Lecturas de verano, que harán posible una mayor difusión del legado del autor de Dos viejos pánicos.

De ahí que los lectores tendrán acceso a varios tomos de las obras completas del escritor, entre ellos el poemario La isla en peso, la novela La carne de René, el epistolario Virgilio Piñera, de vuelta y vuelta. Correspondencia 1932-1978 (Ediciones Unión), así como el volumen de relatos Cuentos completos (Editorial Letras Cubanas).

En estas jornadas de julio y agosto, la Editorial Gente Nueva también promoverá Ámbar, una de sus atractivas colecciones, centrada en la ciencia ficción, lo policial y la fantasía heroica, que ha publicado títulos como El disco del cielo, de María García Esperón; la antología de cuentos cubanos de fantasía Axis mundi, y la selección de relatos cubanos de ciencia ficción deportiva En sus marcas, listos… ¡futuro!

Libros de géneros diversos, tanto de autores nacionales como extranjeros, para todos los públicos y a disposición de los interesados en la red de librerías de la Isla, se hallan entre las propuestas de las Lecturas de verano en este 2012.

Para los niños y jóvenes aparecen Las guerreras de la luz, de Antonio López Sánchez (Editorial de la Mujer); La isla de los sombreros mágicos, con selección de Emmanuel Tornés y María Luisa García Moreno (Casa Editora Abril); Leyendas chinas, de Mercedes Crespo, y Fábulas morales, de Félix María de Samaniego (Editorial Gente Nueva).

Completan la relación de los libros de esta temporada estival, Nosotras dos, con compilación de Dulce María Sotolongo (Ediciones Unión); Áspero cielo, de Fernando López, y El rojo y el negro, de Sthendal (Editorial Arte y Literatura).

Coinciden en este 2012 los aniversarios del natalicio de otras relevantes figuras de las letras cubanas. Con conferencias, lecturas y otras acciones, el Poeta Nacional Nicolás Guillén (110 años) será evocado con la lectura de algunos de sus títulos, entre ellos su Obra poética (Editorial Letras Cubanas) que, en dos tomos, agrupa la totalidad de su producción lírica.

De la única escritora cubana galardonada con el Premio Cervantes, Dulce María Loynaz (110 años también) los lectores amantes de la poesía hallarán en librerías Amor es resucitar (Editorial Gente Nueva) y Poesía (Editorial Letras Cubanas).

Mientras, Carilda Oliver Labra arribó a su 90 cumpleaños y para celebrar la fecha, entre otros homenajes, se ha publicado una selección de sus versos bajo el título de Sonetos (Ediciones Unión).

Era certero en sus juicios el Héroe Nacional José Martí cuando aseguraba que no debían publicarse sino los libros briosos y activos, que fortifican y abren paso. Un libro nuevo, también afirmaba, es «la eternidad que se nos adelanta, una ráfaga divina que viene a posarse en nuestra frente». Las propuestas de estas Lecturas de verano vienen a confirmar la vigencia de tales palabras.