15 dic. 2015

Juan Camilo Sierra: un generador de mundos mejores

Juan Camilo Sierra y el Embajador de México en Colombia, Arnulfo Valdivia
Foto: @EmbaMexCol

El Embajador de México en Colombia, Arnulfo Valdivia, hizo un amplio reconocimiento al trabajo desempeñado por Juan Camilo Sierra al frente de la filial colombiana del Fondo de Cultura Económica.
Quienes tuvimos el honor de conocer a Juan Camilo -por mi parte en el V Festival Visiones de México en Colombia- podemos unirnos a esa iniciativa y manifestar el agradadecimiento y admiración por el buen hacer del colombiano al frente de la filial, en todos los ámbitos, tanto administrativos como culturales, y sobre todo por el impulso y concreción que dio a la unión entre las mejores aspiraciones de Colombia y México.

La labor de Juan Camilo Sierra, formado en la Universidad de Borgoña, con estudios superiores en políticas culturales,  ha abarcado un amplio espectro cultural que va desde la crítica de arte, la curaduría de importantes exposiciones y el mundo de la edición. Su gestión al frente del Fondo de Cultura Económica filial Colombia se extendió a lo largo de 10 años en dos períodos: de 2001 a 2007 -que vio nacer prácticamente el espléndido proyecto arquitectónico de Rogelio Salmona para el Centro Cultural Gabriel García Márquez- y de 2011 a 2015 en que deja tras de sí una estela de logros y realizaciones que en el panorama cultural iberoamericano resulta ejemplar. Bastaría la constitución del Festival Visiones de México en Colombia para dejar de manifiesto la inteligencia y habilidad del colombiano, el productivo minimalismo de su talante y su capacidad de escuchar, comprender y potenciar todas las dimensiones del fenómeno cultural.

Desde aquí, desde México y estas páginas, deseamos a Juan Camilo Sierra mucha suerte para los nuevos retos que lo esperan. Él es un generador de mundos mejores y no cabe duda que la República de las letras y de la cultura ganó amplios territorios de inteligencia y espíritu después de su paso por el Fondo de Cultura Económica.
(María García Esperón)