12 jun. 2011

El dios despierta al sueño

El busto de Neilos: el dios dormía en la ciudad sumergida de Canope
Foto: Historia. National Geographic

Fluvial, misterioso, el dios del Nilo fue rescatado de su sueño en 2003 por la tripulación del barco Princesa Duda, del muy despierto soñador de Alejandría sumergida Franck Goddio. 

Así labrado por las aguas, surcado de azules, piedra imposible de los peces, dormido y divino sobre su cuerno de la abundancia, tan mítico manando sal y memoria, Neilos abrió los ojos cuando fue izado a la cubierta del barco y volvió a ver su Alejandría. 

Como en El Escarabajo de Manuel Mujica Laínez, lo numinoso de esta deidad salida de manos de hombre cumplió su ciclo de inundar las aguas para retornar a este lugar del tiempo y reconvertirnos, misteriosos y nuevos, a su mirar fluvial y a la abundancia de sus dones.  (María García Esperón)